• El Harto Arte

‘Ya no somos los que éramos antes de la cuarentena’: Dona Wiseman

POR SOFÍA MARGARITA DOMÍNGUEZ. Actriz, escritora, maestra, traductora… una mujer influyente de pensamiento y actitud que la han convertido en un personaje inspirador.



La vida tiene muchos caminos y Dona Wiseman ha elegido varios para seguirlos, donde ha destacado: en la actuación, con papeles exigentes, como una persona enferma de cáncer terminal en la obra Witt; la psicoterapia corporal, que le ha dejado valiosas experiencias y formas de ver la vida, como ahora en la pandemia.


También la poesía ha sido uno de sus caminos, pues publicó un poemario y ahora planea otro nuevo. Recientemente la revista 360 de Saltillo destacó su trabajo como una saltillense influyente por su trabajo. De todo esto nos cuenta a El Harto Arte.



Te hemos visto en personajes intensos como en “Wit” o “La hoguera” ¿Cómo es tu relación con el teatro, cómo surge?

El director Luis Falcón (Monclova) me encontró en Facebook, me había visto por ahí; él decidió que yo debía ser la persona que interpretara “Wit”. Nos entrevistamos y hablamos sobre el personaje. Yo nunca había hecho teatro en mi vida, jamás. Tenía dudas de cómo se hacía, cómo se manejaba. Él me dijo que no se iba a despegar de mí en todo el proceso y así fue.


Hasta la fecha seguimos siendo muy íntimos amigos y mi relación con el teatro de ahí en adelante ha sido una experiencia muy terapéutica. Una experiencia muy fuerte, de retos. De dejarme guiar, que es algo que normalmente no acepto muy bien ni de muy buena gana. Una experiencia de hacer algo que yo no sabía que quería hacer y no sabía que me gustaba tanto.

[El teatro ha sido] Una experiencia muy fuerte, de retos. De dejarme guiar, que es algo que normalmente no acepto muy bien ni de muy buena gana.


¿Cuál ha sido el papel más difícil como actriz?

¡Híjole! Supongo que tendría que ser “Wit” por ser el primero. Pero los tres papeles que he hecho han sido complicados. Carolina era un personaje que tiene muy poco de mí; tuve que trabajar más en su construcción porque no había este tanto “yo” subyacente en él. Ahí sí le tuve que sacar. Todos los actores de “La hoguera” tuvimos que sacar desde el fondo del fondo para hacer esos personajes. Implicó mucho trabajo personal, y de nivel terapéutico.

Como los cines, el teatro se ha visto afectado por la pandemia. ¿Cómo podrá persistir a pesar de lo que estamos viviendo?

Supongo que en breve empezaremos a hacer otras cosas. Tal vez que algunos grupos empezarán hacer teatro en coche o en otros espacios; he visto en algunos clubes de algunos países que están poniendo los asientos muy separados. Yo creo que en cuanto se pueda, la intención del teatro saltillense es agarrarnos donde estábamos a mediados de marzo de este año y retomar desde ahí. Claro, no vamos a ser lo mismos, entonces todo será de una manera diferente o con diferentes matices, pero tengo la certeza, la sensación de que en Saltillo retomaremos de donde estábamos.



¿Ha quedado algo en ti de tus personajes?

Uy, sí, muchísimo. De Vivian Bearing [“Witt”]la relación con la vida y la muerte es una reflexión muy profunda; el Papa Bonifacio VIII [“Perpetuum Misterio”] una mirada muy profunda a lo que es la inseguridad dentro del narcisismo y de Carolina [“La hoguera”] un reconocimiento de la locura que traemos todos o que traigo yo, ¿para qué embarro a los demás?


Cuando escribo poesía tiene que ver con experiencias propias; rara vez escribo un poema que no tiene que ver con una, a menos que sea en un taller.

Dentro de la poesía, ¿qué buscas expresar?

Cuando escribo poesía tiene que ver con experiencias propias; rara vez escribo un poema que no tiene que ver con una, a menos que sea en un taller. Tiendo mucho a escribir lo que está dentro de mí, que generalmente no expreso en palabras habladas; utilizo la palabra escrita para decir las cosas más fuertes. Dice un amigo mío: “eres buenisisima para escribir, pero ¿qué tal?, no hablas nada”.


¿Cómo es tu relación con México?

Híjole, bastante buena. Encontré en algún momento de mi existencia un CD de música, una colaboración entre Ry Cudder de Estados Unidos, The Chieftains de Irlanda y varios grupos de México como Chavela Vargas. El punto no es particularmente el CD, aunque es magnífico: la portada tiene una figura de la virgen de Guadalupe cargando a un soldado San Patricio. San Patricio fue un batallón de irlandeses que salió huyendo de Estados Unidos porque los querían forzar a pelear del lado del norte en la guerra civil; ellos no quisieron y brincaron la frontera llegando como soldados a sueldo; pelearon junto a México en la guerra contra Estados Unidos. Esta imagen de la virgen de Guadalupe la tengo en una lona grande que está colgado en las escaleras de mi casa porque representan dos cosas: mis raíces escocesas, irlandesas que van de sangre, y mis raíces, escogidas, que es México.

La revista saltillense 360 te nombró como una de las mujeres más influyentes en la ciudad. ¿Cómo te sentiste con esta distinción?

Lo que sentí fue similar a lo que siento al tener esta entrevista; o invitaciones para trabajar junto a otras personas tanto en teatro y escritura como en cualquier otra cosa. Siento que es un honor muy grande. Me siento muy reconocida en el trabajo que he hecho, no solamente en el arte, en la psicoterapia como maestra, traductora, asesora educativa, me siento muy vista y muy reconocida.


Me encantaron las fotografías que sacaron, me gustó mucho que Luis Falcón escribiera el semblante para esa revista y todo el proceso fue muy divertido. Me siento muy vista y muy tomada en cuenta en mi trabajo y eso me gusta porque sé que trabajo también para los demás, no nomas para mí.


Dentro de tu formación en la psicoterapia, ¿qué recomiendas a la sociedad en estos tiempos de pandemia que estamos viviendo?

He notado que estamos muy abiertos a ver las cosas de diferente manera y creo que eso: estar abierto a la expectativa y mirar qué cambia alrededor; ver cómo me siento y dejarme estar, no exigirme demasiado. Al principio salió un meme que decía que si no salíamos de esto habiendo… no sé, escrito un libro, aprendiendo un idioma y semejantes cosas, íbamos a dejar el tiempo desaprovechado. Bueno, me dio muchísimo coraje porque no es cierto, no va por ahí; es estar y ya, con eso es mucho logro.

Ahora a mí particularmente me gusta la frase “nueva normalidad”, porque lo que había ya no está. Estas personas que entraron a la cuarentena ya no somos nosotros, somos otros. Entonces hay toda un una gama de posibilidades, creo que buenas, malas y diferentes; habría que hacer los ajustes, el rediseño de nuestras vidas y de nosotros.

Ahora a mí particularmente me gusta la frase “nueva normalidad”, porque lo que había ya no está. Estas personas que entraron a la cuarentena ya no somos nosotros, somos otros.

¿Qué proyectos tienes para el futuro?

Escribir un libro. Tengo un poemario que estoy metiendo ya a una editorial, pero también tengo el trabajo de un libro basado en mis aprendizajes de vida. Estoy formulando un Diplomado en Eneagrama para dos instituciones, es un estudio de personalidad que trabajó el doctor Claudio Naranjo, que hace poco falleció, basado en los principales defectos. No trabajar tanto como he trabajado hasta ahorita; reacomodar un poco mis horarios, tratar de tomar más tiempo para mí y viajar; cuando digo viajar es aquí en corto, salir un poco más. En teatro no sé, nunca he sabido, no es algo que planeo; es algo que surge. Entonces, si surge surgirá. Me dicen que debería escribir para teatro. Entonces, ahí veremos.

 Dona Wiseman
· Maestra, traductora y psicoterapeuta corporal mexicana radicada en Saltillo.
· Ha actuado en obras como “Witt” y “La hogera”, dirigidas por Luis Falcón. Y en “Perpetuum Misterio”, dirigida por Gabriel Neaves.
· Egresada de la escuela sat del Dr. Claudio Naranjo, se especializó en Respiración Consciente Avanzada, Movimiento Auténtico y Psicoterapia Corporal Dinámica.
· Es la traductora oficial del estado de Coahuila y directora del Centro Huiksi en Saltillo.
· Autora de un poemario. Ha participado en talleres de creación literaria.
· Fue becaria del Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias PACMYC.
Dona Wiseman
141 views

© 2020. Del Taller de Redacción Superior. EAP "Profesor Rubén Herrera". UAdeC. Editor: Livio Ávila.