• El Harto Arte

Soy cineasta porque alguien creyó en mí: Bela Valladares

POR ENRIQUE ALÍ VILLAZANA. En una complicada industria, ella se ha abierto paso y ahora vive del cine. La guionista saltillense que radica en CDMX habla con EL HARTO ARTE de su trabajo lleno de imaginación


Su sueño era vivir del cine y lo ha cumplido. Bela Valladares nació en Saltillo, Coahuila, y se mudó a Ciudad de México buscando esas oportunidades en una industria que para ella no es imposible: ahora es guionista y ha participado en muchas producciones. Si hay dudas, pueden rastrearla en su biografía en IMBD (la base de datos de cine más popular).


Tiene créditos en largometrajes, series, cortometrajes, desde Narcos: México, hasta Godzilla Rey De los Monstruos. Ella es una de las personas que demuestran que a veces solo se necesita fe para poder llegar lejos, un ejemplo de que no significa que todo está perdido cuando no estudias formalmente lo que quieres y que las habilidades se pueden desarrollar mucho más con el empeño suficiente.

¿Desde cuándo se remonta tu gusto por el cine y cómo decidiste dedicarte a ello?

Antes de amar el cine amé escribir, y no estoy exagerando, desde que tengo memoria, es lo único que creo que hago bien (risas). En la primaria escribía cuentos, y luego, en la secundaria, me tocaba a mí escribir los libretos para el taller de Teatro; pero fue hasta que estaba en prepa que me cayó el veinte de que hay gente que trabaja escribiendo películas y se me ocurrió que a lo mejor yo también podía hacer eso: mezclar las dos cosas que más me gustan en todo el mundo… y desde entonces es a lo que he dedicado casi casi que mi vida entera.


El cine mexicano tiene errores y aciertos, y algo que sí creo que le hace falta es arriesgarse un poco más…

narcos, guion
La saltillense ha colaborado como asistente de producción en grabaciones como Narcos: México de Netflix.

La escritura de guiones es tu especialidad, que te ha llevado a trabajar como “script doctor”. ¿Cómo aprendiste y cómo has ido enriqueciendo esta habilidad?

Como no pude estudiar cine como tal, tuve que ser autodidacta. En la biblioteca de mi prepa (y luego universidad) había uno que otro libro de cine, incluido uno de guionismo. Entonces, yo me sentaba en mis horas libres y me ponía a estudiar y repasar y hacer todos los ejercicios. Escribir y escribir es lo principal, pero también leer muchos guiones, todos los que pudiera encontrar y sobre todo de películas que te gustan, eso siempre ayuda. De “script doctor”… pues alguien me creyó cuando le dije que quería dedicarme al guionismo y me contrató para ayudarle con un guion, y de ahí poco a poco se han abierto algunas puertas en temas de escritura.


Entre tus trabajos fílmicos, has participado como asistente y coordinadora en películas muy taquilleras y famosas en años recientes, como en Roma de Alfonso Cuarón. ¿Cómo describirías esta experiencia? ¿Qué momentos y aprendizajes te ha dejado?

Lo que más me ha quedado, sin duda, es la habilidad de trabajar en equipo, que para ser honesta es algo en lo que siempre fui muy mala de estudiante. Alguien una vez me dijo: “una película no la hace una sola persona”, y aunque yo siempre supe que esto es cierto, que hay todo un equipo detrás, no fue sino hasta que yo también fui parte de este equipo que realmente entendí como tal el concepto de crew, y más aun, que disfruté trabajar con otras personas.


Las películas más chicas (independientes), me parece, se prestan más para “improvisar”: hay espacio para ponerse creativos a mitad del día.

¿Cuál es la diferencia entre trabajar en una película tipo blockbuster a una de alcance más nacional o independiente?

Creo que las películas gigantes tienden a trabajarse de forma más mecánica, todo el mundo (o por lo menos la mayoría del crew) ya sabe lo que tiene qué hacer y lo hacen rápido y al pie de la letra para que los días salgan tal cual tienen que salir. ¡Y no lo digo como algo malo! Los días de rodaje son largos y cansados y es una bendición cuando luego de quince horas ya te puedes ir a tu casa a bañar. Las películas más chicas, me parece, se prestan más para “improvisar”: hay espacio para ponerse creativos a mitad del día, aunque este se alargue una o dos horas, y experimentar con esto o aquello. Se puede jugar un poco con el plan de trabajo, en otras palabras.



Su trabajo la ha llevado a estar cerca de cineastas como Alfonso Cuarón, cuando filmó "Roma",

Puntualmente, trabajar en Roma, una gran película para México y el cine, porque dejó varios galardones como el Oscar, ¿qué satisfacciones te dejó y qué experiencias te llevaste?

Trabajar en una película nominada a los Premios de la Academia siempre había sido un sueño por sí solo, pero, además, ¿qué joven amante del cine no quiere ver de cerca cómo trabaja alguien como Alfonso Cuarón?


En cuanto a la cinematografía mexicana, ¿cuál sería tu diagnóstico actual y en años recientes? Es decir, ¿crees que se está desarrollando y en qué medida?

Creo que, como en todos los países, el cine mexicano tiene errores y aciertos, y algo que sí creo que le hace falta es arriesgarse un poco más… tanto en darle oportunidad a voces nuevas, como en las historias que cuenta.


Alguien me creyó cuando le dije que quería dedicarme al guionismo y me contrató para ayudarle con un guion, y de ahí poco a poco se han abierto algunas puertas en temas de escritura.

¿Consideras que está atrasado el país (refiriéndome al cine) en contraste con otros países?

No atrasado en un sentido estricto, pero reitero que lo que hace falta es darles oportunidad a historias más arriesgadas.


¿Cuál es tu top 5 de películas preferidas?

¡Esta pregunta siempre es difícil! Pero a ver, lo intento. La que sí sé que es mi favorita es sin duda The Handmaiden (Park Chan-wook, 2016), y luego de esa te puedo decir, sin orden en particular: Ed Wood (Tim Burton, 1994), Ida (Pawel Pawlikowski, 2013), 8 Femmes (François Ozon, 2002) y Bye Bye Blondie (Virginie Despentes, 2012).



En 2016 fue galardonada en el festival coahuilense de cine "Emilio Indio Fernández", por Mejor Guion.

¿Qué personalidad del mundo del cine podrías decir que ha sido una gran influencia para ti?

Mi héroe, por muchos años ya, es Julie Delpy, más allá de por ser una excelente actriz, es por ser una escritora que no deja que nadie le diga lo que tiene que escribir, y más aun, por hacer el cine que quiere, como quiere y como puede. Le ha pasado que se le van inversionistas, productores, que se le caen proyectos, y en vez de tirar la toalla, junta el dinero como puede. Si tiene que grabar a escondidas y sin permiso, lo hace. Si tiene que hacer de guionista, productora, actriz, directora, compositora, editora, todo al mismo tiempo, lo hace. Mucho se habla de los one-crew-man, pero raras veces se le menciona a ella, porque para mucha gente todavía es nada más "la actriz de The Before Trilogy".

Menciones honoríficas para Anna Roth, Rebecca Lenkiewicz, Edward D. Wood Jr., y Hong Sang-soo.


¿De dónde proviene la inspiración para hacer tu trabajo?

Ya sé que voy a sonar horriblemente cursi, pero de la vida misma. Todos los días (de verdad, todos los días) me pasa algo, o alguien me cuenta que le pasó algo, que me hace pensar “esta sería una gran película”.


¿Actualmente en qué estás trabajando?

Llevo poco más de un año trabajando en un estudio creativo que se dedica a desarrollar propiedad intelectual (es decir, escribir historias para el cine y la TV), donde hemos estado escribiendo algunos pilotos y Biblias para televisión que actualmente se encuentran ya en lectura en varias casas productoras y plataformas.


Empecé a escribir un cuento también, hace poco y en mi tiempo libre, que al principio era nada más como un ejercicio para despejarme, pero la verdad me está gustando mucho y me gustaría intentar hacer algo con él, cuando lo termine.


¡Lo más desafiante es que me crean que sí puedo escribir!

¿Cuál ha sido la experiencia más desafiante en el mundo del cine que has tenido?

¡Que la gente me crea que sí puedo escribir! No sé si es solo mi experiencia, pero mucha gente de la industria no está interesada en darte una oportunidad por cómo escribes, sino por qué créditos tienes ya; entonces, si no has trabajado en una serie de TV o tienes una película con tu nombre… es como si no existieras. No eres un guionista de verdad, pues.


¿Qué proyectos tienes en un futuro cercano?

Además de mi trabajo en el estudio, tengo un guion personal, María & Magdalena, que me ha costado mucho terminar, por alguna razón… El argumento ganó un premio hace un par de años, y más que otra cosa quiero convertirlo en una película, pero todavía me falta trabajarlo un poco más para que finalmente pueda sentir que está listo.


Bela Valladares
· Guionista originaria de Saltillo, Coahuila, quien radica en Ciudad de México.
· Ha escrito guiones, trabajado como asistente y coordinadora de producción.
· Entre los filmes y series en que ha trabajado en como asistente de producción están Narcos: México, Godzilla II: El Rey de los Monstruos y Roma.
· En el 2016 fue galardonada del premio al Mejor Guión Original para Largometraje en la categoría de ficción del Festival “Emilio Indio Fernández”, con su guion El Canto de las Cigarras.
· Durante el 2018 fue acreedora al segundo lugar del Torneo de Guión Cinematográfico, organizado por la asociación Escribe Cine, en colaboración con el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes.
· Actualmente escribe pilotos y textos para la televisión y se adentra en la narrativa literaria.
85 views0 comments