• El Harto Arte

Ser actriz es más que ser bonita: Siddharta Galván

POR LESLY E. CONTRERAS. Actualmente los teatros están cerrados, pero la intérprete saltillense nos cuenta cómo ha sido su trayectoria por este arte de transmitir emociones en un área que tanto extrañamos ver abierta: el teatro.


Los teatros están cerrados. Es una realidad. Siddharta Galván, como muchos artistas, extrañan el escenario, ese lugar donde todo es posible y donde ella ha solidificado una carrera en la ciudad. Obras como Mujeres sin cuello de Carlos Iván Córdova, la han marcado para siempre por las exigencias emocionales de su personaje sin extremidades.


Sin embargo, como actriz, para ella no hay fronteras, como al actuar frente a las cámaras en cortometrajes. Ella habló con El Harto Arte para compartir que ser actor o actriz tiene que ir más allá de ser bonito o bonita: también hay que abordar problemáticas que el arte puede resolver.


Debido a la pandemia, la entrevista se llevó a cabo por correo electrónico, pero eso no limitó la empatía de entrevistadora a entrevistada: hay preocupaciones, deseos de cambio y entornos en común. Como cuando habla de la imagen y cómo luces, algo que llega a ser limitante. Uno de mis miedos cómo artista plástica es no ser reconocida por “no ser lo suficiente bonita” o que me reconozcan sólo por serlo (doy ambas opciones porque la belleza es subjetiva). Galván nos señala esta problemática y que hay que voltearla a ver.


¿Cuál crees que fue la semilla que “plantó” tu interés por la actuación?

Mi tío Argos, que en paz descanse, fue el principal en enseñarme cuestiones en la actuación, aunque más del canto; mis padres cuando llegaron a Saltillo pertenecían a un grupo teatral del maestro Sareli, quien daba clases en el auditorio del TEC Sierra Madre; mi abuelo es pintor y siempre me ha dicho que haga de mi vida lo que quiera y que persiga mis sueños.

¿En quién te inspiras para actuar?

“Admiro a Meryl Streep, siempre se me ha hecho una actriz con mucha fuerza y multifacética.

[La actuación] es una carrera desgastante y más si eres mujer, las oportunidades comienzan a irse en cuanto eres más madura de edad.


Al iniciar con tu carrera, ¿cuáles fueron tus experiencias fundamentales dentro de la actuación?

Me gustó iniciar con el director Joel López y Eduardo Santos, quienes me dieron oportunidad de entrar en este mundo. Pero conforme pasa el tiempo es una carrera desgastante y más si eres mujer, las oportunidades comienzan a irse en cuanto eres más madura de edad.

¿Cómo lograste que te conocieran?

Tuve mucha suerte, porque desde que inicié estuve trabajando todos los años, fue la manera para que me conocieran.

¿Consideras que puedes lograr un cambio dentro de alguna problemática con tu arte?

Me gustaría que la mujer [en el arte] tuviera una presencia que vaya más allá de ser bonita o de tener un buen cuerpo al igual; que también trate problemas sociales y genere impacto en el espectador.

¿Cuál fue tu participación favorita en el teatro y por qué?

Mujeres sin Cuello, bajo la dirección de José Luis Zamora, al lado de la actriz Sonya Barrera, me dio la oportunidad de tener un personaje con carácter y con tintes de locura; sin duda, una de las obras en la que más me agradó estar.

“[...] hay otras [obras] que van más allá; te hacen pensar y reflexionar en torno al mundo en el que vives."


¿Consideras que el teatro es sólo entretenimiento?

Creo que yo juego en un cincuenta y cincuenta por ciento: sí existen obras para entretener, pero hay otras que van más allá; te hacen pensar y reflexionar en torno al mundo en el que vives. Es la manera de tener a la mano la historia de otras personas que sienten y viven. Que te hacen sentir y ver su realidad.

Dentro de tu participación en la representación en atril de “La marquesa de Sade” en 2005, ¿cuál fue la dificultad más grande por la que pasaste?

Que estaba empezando a actuar. Quizá el aprendizaje de los diálogos, el miedo y por ser mi primera vez en un escenario.

¿Cómo ha sido tu experiencia trabajando en cortometrajes, un área diferente al escenario teatral?

Es muy diferente y puedo decir que hasta más cansado por todas la veces que tienes que repetir una escena pero fuera de eso, es un fiel testimonio de tu trabajo y de lo que puedes llegar a hacer.


Es magia, que traspasa en un video. Amo esta parte de mí.

“[Mi objetivo es] Demostrar que se puede llegar a donde desees con solo perder el miedo y hacerlo. Y yo creo que, como todo artista, ser recordado.”

¿Cuáles son tus objetivos cómo actriz?

Mejorar, seguir aprendiendo, seguir en pie de lucha con esta cuestión de tener chamba. Demostrar que se puede llegar a donde desees con solo perder el miedo y hacerlo. Y yo creo que, como todo artista, ser recordado.

¿Tienes algún proyecto en puerta?

Estoy en el taller de dramaturgia que imparte el maestro Medardo Treviño, donde estoy realizando mi primer guion teatral.

Nota de la entrevistadora: Al investigar y observar el trabajo de Galván, doy por sentado que se puede lograr lo que uno imagine y sueñe pues, en este ámbito, la pasión y el amor al arte es lo más importante y, sin duda, esta actriz los tiene.


Siddharta Galván
-Actriz de teatro y proyectos fílmicos, originaria de Saltillo, Coahuila.
-Ha participado en obras de teatro como Mujeres sin cuello, La marquesa de Sade y se divirtió en la representación de The Rocky Horror Picture Show, versión "live show" durante tres años.
-Ha trabajado con directores como Joel López, Eduardo Santos y José Luis Zamora.
-Otra de sus áreas es la de cuentacuentos para niños.
-Actualmente cursa un taller de dramaturgia con Medardo Treviño, realizando su primer guion teatral.
50 views

© 2020. Del Taller de Redacción Superior. EAP "Profesor Rubén Herrera". UAdeC. Editor: Livio Ávila.