La Casa Azul través de una pantalla

Updated: Jun 22

POR: TANIA LIZETH REYES SALAS. Un recinto maravilloso y al mismo tiempo lleno de tristezas de una mujer guerrera y decidida a seguir adelante a pesar de todo: Frida Kalho en su Casa Azul virtual.


Desde la comodidad de nuestro hogar, podemos realizar un paseo a salas virtuales que ofrecen los servicios de Internet: es excelente para los pequeños de la casa; así como para todos aquellos que se ven limitados por falta de tiempo para disfrutar y explorar las diferentes galerías de arte.


Con la tecnología podemos apreciar las obras de arte de una de las más célebres pintoras mexicanas y me adentré a la famosa Casa Azul de Frida Kahlo, que ahora está al alcance de un clic. A mi sentir, preferiría visitarlo de manera personal, y es que no es lo mismo conocerlo a distancia. Por ejemplo, sus jardines lucen muy bien; sin embargo, se pierde el aroma de sus flores y plantas: deberás tener una gran imaginación y sentido del olfato para apreciar esos aromas inhibidos de sus hermosas áreas verdes y sus interiores agradables.


Quizá sería mejor que se integrase una herramienta con mayor funcionalidad para poder acercarnos a cada aspecto y detalle de las obras, pues el zoom que proporciona dicha plataforma, solo permite a los usuarios mirar no más allá del marco de las obras, es algo limitado. Es como si el sistema informático te estableciera un cordón limitante: al igual que pasa en la mayoría de los museos, para que la gente desde una distancia prudente no se acerque demasiado a las obras.


El ingreso a la sala me llevó a esa época del México pasado, con una bella atmósfera, ideal para tomar una buena taza de café. Al "entrar" a su cocina, me evocó la de mi bisabuela, donde cocinaba con el fuego de la leña. Me hizo pensar lo difícil que era en esos tiempos elaborar los alimentos, aunado a que terminabas oliendo a humo y comida. La recámara me pareció agradable y graciosa, por sus columnas que salen de las cuatro esquinas, sosteniendo una plataforma de madera. ¡Imagínense! Si por alguna razón las columnas cedieran por el peso y, considerando que el colchón de esos años no era tan cómodo como los de ahora, ¡el golpe que se recibiría!

No es lo mismo presenciar la visita, que estar ahí de manera virtual. Tu imaginación se hecha a volar, trasladándote al pasado de la gran pintora mexicana.


En algunos aspectos del paseo por el museo, sentí mi frustración por no poder ver más de cerca las obras, ya que, como lo había comentado, es terrible el zoom que se proporciona para acercarse a ellas, es deficiente. Esperaba yo un acercamiento más real, para deleitarme realmente con la obra, aunque, quizás el objetivo de este museo virtual no es mostrar las obras en sí, sino solamente los espacios físicos del museo. Si se está efectuando un gasto para hacer llegar esta información a los mexicanos y al mundo entero, podría hacerse de mejor manera. Quizás tengan que acondicionar este sistema para disfrutar del entorno y de las obras que ahí se exhiben, de forma más efectiva: esto atraería la atención del público sobre nuestra cultura y nuestro arte.


Sería adecuado que se permitiese poder interactuar con la obra; así como agregar sonido, explicaciones de las obras, de la estructura del museo, de la historia del artista en mención

Es un gran recurso el uso de las redes para interesar a la población en diversos temas, y el arte no es la excepción, pero deben de exigir a los programadores que realmente hagan arte al desarrollar estas aplicaciones, porque es tedioso ver lo mismo continuamente. Sería adecuado que se permitiese poder interactuar con la obra; así como agregar sonido, explicaciones de las obras, de la estructura del museo, de la historia del artista en mención. Sería fabuloso, porque aparte de recrearnos la vista, también estaría proporcionando información a la mente de los usuarios.


Actualmente, la gente muestra poco interés en el arte por falta de tiempo para visitar museos o galerías, y el desarrollo de programas atractivos para los adultos sería una forma excelente de mostrar nuestro arte, ya que no basta solo interesarlos, sino hay que sumergirlos en esta actividad, de tal forma que el padre de familia pase este interés a sus hijos para lograr revivir el mundo del arte, en una sociedad donde todo el arte ha pasado a ser simplemente una actividad complementaria. Como si el arte fuera solamente para matar el ocio, una actividad que no puede competir con el uso de las consolas de videojuegos, de Facebook, Instagram y todo tipo de redes sociales que atraen más la atención, pues para muchos es más interesante el saber sobre la vida de otras personas, que el deleitarse con los sonidos de una sonata o perderse en los trazos y colores de una muestra pictórica.


Hoy por hoy, hay que interesar a los niños, para preservar el arte, y esto se logrará si se le da un fuerte impulso en las escuelas, a fin de que ellos le tengan aprecio y puedan ver la belleza que existe en ellas, a fin de que perciban su complejidad y puedan valorar el esfuerzo y sentimiento que el artista ha plasmado en su obra. Así que todo esto lo deduje, "visitando" la famosa Casa Azul, desde un sillón y una computadora.

9 views

© 2020. Del Taller de Redacción Superior. EAP "Profesor Rubén Herrera". UAdeC. Editor: Livio Ávila.