• El Harto Arte

Más allá de un tutú: Primavera López Colunga

POR KARLA FIERRO. La bailarina coahuilense y ejecutante de danza contemporánea cuenta a El Harto Arte sobre la danza como el inicio de un sueño y los giros que ha tenido que dar para poder continuar con que más le apasiona


Primavera López Colunga nos habla sobre su pasión por la danza, sus años de infancia en los que comenzó a tener interés por el ballet: “Fue entre los seis años, iba a clases dos veces a la semana; hacíamos una serie de ejercicios sencillos y así fue como empecé”.


La saltillense que radica en Veracruz, donde está por graduarse en Danza Contemporánea, menciona sus dificultades en cuanto a los estándares de belleza en la danza, sus mejores y peores experiencias en presentaciones, su opinión sobre la expresión en el baile, sus proyectos personales y sobre la relación de la danza con su amor por la poesía.


“Lo que yo le diría a una persona que se quiere acercar a la danza, es que revisen en sí mismos si la danza no ha estado presente en sus vidas; la necesidad de aprender de bailar o estudiarla.”

¿Qué te motivó a ser una bailarina?

Lo que me motivó fue la curiosidad de las capacidades y posibilidades que tenía mi cuerpo y mi mente para hacer cosas extraordinarias. No estamos acostumbrados a pararnos de puntas o girar sobre las puntas de los pies, levantar la pierna hasta arriba de la cabeza; a eso me refiero con extraordinario.


¿Cómo fueron tus inicios en tu formación con la danza?

Empecé a practicar alrededor de los seis años de manera no formal. Estaba en una academia en el centro de la Ciudad de Saltillo a cargo de Carmela Webber, Maribel Lugo y Rodolfo Moreno; que son personajes importantes dentro de la historia de la danza en Coahuila. Iba a clases dos veces por semana; hacíamos una serie de ejercicios sencillos y así fue como empecé. Una vez en una función vi a unas niñas y a un muchacho bailando de una forma que yo en ese momento no sabía explicar. Luego de un tiempo, una de mis hermanas me comentó que iba a haber una audición para una escuela profesional de danza clásica, lo que conocemos como ballet, y terminé audicionando”.

“”Una de las dificultades es la presión, los estándares de belleza; las proporciones que demandaban un cuerpo delgado, elongado y una cara bonita”.

¿Cuáles fueron las dificultades que más te han marcado durante tu formación en el baile y como persona?

El ballet lo podemos ubicar en una clase social, que parece que se mantiene hasta ahora en cuanto a la opulencia, el dinero, a lo burgués y a lo elitista. Mi familia nunca ha tenido demasiado dinero y es una carrera que demanda uniformes, ir a ver funciones, zapatillas, tutús, cursos, viajes, concursos y atención médica.


Una de las dificultades es la presión, los estándares de belleza; las proporciones que demandaban un cuerpo delgado, elongado y una cara bonita. Yo soy una mexicana y el cuerpo latino no responde exactamente al canon de belleza de los cuerpos europeos; hay presión por hacer que tu cuerpo se parezca lo más posible a ese estándar y eso desarrolla muchos complejos, inseguridades y a mí en particular me detonó un desorden alimenticio con el que lidié durante varios años.


Otra de las dificultades fue el choque entre las diferencias de la danza clásica y la danza contemporánea; de venir de una formación ceremoniosa llena de protocolos y luego pasar a una práctica moderna, postmoderna y contemporánea. Y una más: organizar mi tiempo en cuanto a mis actividades, porque comencé profesionalmente en la danza desde los once años.

­

¿Piensas que el baile puede ser para todos?

El baile puede ser para todos, pero eso implicaría una serie de cambios muy profundos. La danza puede ocurrir de muchas formas; entonces, en el momento de analizar nuestra concepción de lo que es y no es danza, en ese momento tal vez estará al alcance de todos.


“El baile puede ser para todos, pero eso implicaría una serie de cambios muy profundos.”

¿Cuáles han sido tus mejores y peores experiencias en presentaciones?

Muchas veces me pasó estar en mitad de escenario y tener la cabeza en blanco; olvidar eso en lo que invertí tanto esfuerzo; también toparme con personas que desvalorizan el trabajo de mis compañeros, mi trabajo y toparte con instituciones que te cierran las puertas. Las mejores cosas de las presentaciones es experimentar el silencio del público antes de que tú salgas al escenario, es como si se vaciara.

¿Tienes proyectos personales?

Me gustaría en algún momento realizar una maestría en investigación y especializarme en el trabajo con niños especiales. En cuanto a intérprete, tengo un bosquejo de proyecto con mi pareja en el género de la video danza; que es esa parte de la danza que fusiona las capacidades narrativas, plásticas y poéticas entre la danza y el cine.

¿Cómo definirías la frase “buscando la cohesión en la constante descontextualización”?

Esto es la premisa que contiene una pieza muy importante para mí en la que participé, fungió como montaje y proceso para titulación de mis compañeros que decidieron titularse con esa modalidad en la Facultad de Danza de la Universidad Veracruzana. Los estudiantes del último año de la carrera de Danza Contemporánea tienen la posibilidad de culminar sus estudios colaborando con un coreógrafo nacional o internacional que viene a trabajar con los estudiantes; en este caso, fue el coreógrafo español Iker Gómez, dueño de esta frase y que hace referencia a la pieza The Penguin Ballet. No es normalmente lo que pensamos del ballet, se refiere a un baile grupal y los pingüinos en realidad tienen una aparición al final de la pieza; su particularidad es la fusión entre danza y teatro que se llama “teatro físico”, donde parece que las escenas o los cuadros que lo conforman no se entrelazan entre sí. No pasa de una forma aristotélica en la que tienes un principio, sino que algo va uniendo estas partes que parecen no tener relación.


¿Qué significa para ti presentar piezas bajo el concepto “Laboratorio Kinético”?

El concepto de “Laboratorio Kinético” se refiere a un laboratorio de investigación corporal sobre movimiento; esto en particular es parte de un proyecto del que soy parte; es la plataforma para la investigación y la creación escénica de la UV. El programa está a cargo del catedrático Rodrigo Angoitia; tiene diferentes ejes, de los cuales “Laboratorio Kinético” es uno de ellos.


¿Qué tan duro es presentarse durante 80 minutos ininterrumpidos?

Hace referencia a la obra antes mencionada, que es una pieza para titulación; entonces tiene un nivel de exigencia de todas las formas, comenzando desde el factor del tiempo. Tiene una duración de 80 minutos. Es una de las cosas más divertidas y somos más de veinte personas compartiendo escena. No es que estés 80 minutos bailando o moviéndote; en realidad no hay intermedios en la pieza; no es exclusiva de danza, sino una pieza de teatro físico.

¿Cómo ha influido la literatura en tu vida?

Soy bailarina, ejecutante profesional de danza clásica a nivel básico, estoy a punto de terminar la Licenciatura en Danza Contemporánea y tengo formación como docente; pero lo que a mí más me apasiona es escribir. Me encanta leer narrativa, pero lo que me gusta hacer es poesía. Justamente pienso que la danza y la poesía tienen una capacidad para crear imágenes poéticas a su manera.

¿Qué le dirías a alguien que tenga interés por dedicarse a la danza?

Que revisen en sí mismos si está ya presente la danza en sus vidas; esta necesidad de formalizar como: quiero aprender danza, quiero estudiar danza. Todo hace parecer que no está la danza de por sí ya presente en la vida de los seres humanos y les diría que es un camino muy bello, que vale la pena.

Primavera López Colunga
· Bailarina e intérprete de danza contemporánea
· Su comienzo fue en una academia en el centro de Saltillo a cargo de Carmela Webber, Maribel Lugo y Rodolfo Moreno.
· Está por titularse de la Licenciatura en Danza Contemporánea.
· Le gusta concebir la danza como algo en lo que es más importante la parte del proceso.
· Define que la participación en equipo deriva en el estímulo del sentido de comunidad.
· Además, se dedica a la docencia y la investigación.
76 views

© 2020. Del Taller de Redacción Superior. EAP "Profesor Rubén Herrera". UAdeC. Editor: Livio Ávila.