• El Harto Arte

‘La literatura y el arte nos ayudan a escapar del encierro’: Sylvia Georgina Estrada

POR KENIA GARCÍA AGUILAR. La periodista cultural y escritora saltillense nos comparte sus experiencias al entrevistar a poetas como Alí Chumacero y Dolores Castro; y cómo la pandemia no detuvo su círculo de lectura, que continúa en pie “online”


Desde muy pequeña los libros han formado parte de su vida. Sylvia Georgina Estrada siguió el camino de la literatura y este la llevó al periodismo cultural y la poesía. Ganadora de premios estatales de periodismo cultural, es una de las lectoras más apasionadas.


Hoy, la autora del libro La casa abierta. Conversaciones con 25 poetas, habla con El Harto Arte y nos cuenta que el arte y la literatura han sido una forma de escapar en la pandemia; por ejemplo, su círculo de lectura La Hora de la Estrella inició en enero y cuando inició el confinamiento, se trasladó a las pantallas para continuar en línea.


¿Cómo surgió tu interés por la literatura y escritura?

Cuando yo estaba chica mis abuelos tenían una biblioteca muy grande; tuvieron cinco hijos y a dos les gustaba leer, y a mis abuelos también. Entonces, a mí me toco pasar los veranos en casa de mis abuelos y tenían una biblioteca muy grande de unos cinco mil libros. Cuando me tocó estar ahí, me encontraba con libros de ciencia ficción, novela histórica o autores mexicanos y me preguntaba cuáles eran los autores favoritos de mi padre o mis tíos. Fue donde empezó mi gusto por la lectura.

“Me tomó 10 años hacer las entrevistas [para La casa abierta] y al final aprendí muchas cosas“.

Sobre tu libro La casa abierta, ¿qué experiencia te dejó haber entrevistado a grandes autores como Alí Chumacero y Dolores Castro?

Lo que yo hice fue ponerme la tarea personal de buscar poetas que me parecieran interesantes e importantes y seguirlos; si los veía en una feria del libro o eventos, los contactaba, trataba de hacer la entrevista y básicamente hice esas entrevistas para aprender, porque no solo admiraba su obra poética, sino quería ver cómo podía yo escribir la mía.

Creo que los escritores y poetas son muy generosos: están dispuestos a darte de su tiempo para explicarte cómo ven el mundo y la poesía es la base del lenguaje. Muchas de las palabras que usamos son inventadas gracias a poetas como Quevedo y Góngora, que son los padres de la lengua española y ellos escribían poemas. Parece que muchas de la palabras que usamos vienen de la poesía, muchos de los autores que vienen en este libro ya fallecieron y creo que es muy importante rescatar su sabiduría y talento, sus experiencias, sobre todo para los lectores que seguimos interesados en su lectura.

Me tomó 10 años hacer las entrevistas y al final aprendí muchas cosas, que es lo que buscamos todos los que nos dedicamos a las humanidades y poder expresarnos de la manera que creemos que es más auténtica y que nos representa mejor.

Tienes una amplia trayectoria en el periodismo cultural y esta ha sido reconocida. ¿Qué te ha dejado de aprendizaje?

Lo que me ha dejado de aprendizaje es que hay que trabajar mucho y esforzarse; pero en la universidad siento que no te enseñan todo y que la vida es un aprendizaje constante. Para hacer una trayectoria tienes que estar dispuesto a aprender, a trabajar porque además, el periodismo es un trabajo no muy bien pagado, que te pide horas extras, muchas ganas y pasión. Te da muchas satisfacciones, conoces a muchas personas y conoces un pedacito de la historia, lo que nos representa como humanos; es algo que aprecio y valoro mucho.

¿Consideras que hace falta más periodismo cultural en Coahuila?

Cuando yo empecé a hacer periodismo cultural fue en el año 2005, antes solo se tomaban fotos y se anotaban nombres; no se hablaba del evento. Un solo reportero cubría muchas fuentes. La gente ya no lee los periódicos; se enteran a través de las redes sociales y eso reduce las plazas del periodismo. Se están recortando las secciones culturales y a los periodistas.

E trabajo que hacían antes tres personas ahora sólo lo hace una persona, cubre la nota, hace la entrevista, redacta y edita; ya no hay filtros, ya no hay trabajo en equipo y siento que se está dañando el periodismo cultural.

Este año ha sido importante para las mujeres y tú has sabido destacar con tu trabajo. ¿Ha sido una limitante el ser mujer para ejercer poesía o periodismo?

Cuando yo empecé a hacer periodismo éramos pocas las mujeres y además está este asunto de que el género podía ser una limitante por la empresa; la gente no se siente tan segura de mandar a una mujer a viajar sola a hacer una cobertura; yo he hecho muchos viajes sola a hacer entrevistas pero antes era poco usual.

El periodismo es un lugar muy masculino, desde los jefes, editores, escritores y a las mujeres se les da el lugar de soft news, espectáculos, sociales; es raro ver una mujer a cargo de la sección de política o deportes.

En cuanto a la literatura, las obras más importantes de la lengua española las han hecho mujeres como Fernanda Melchor, Mariana Enrique, Alejandra Costamagna, entre muchas mujeres escritoras que han ganado premios y son invitadas a eventos más importantes.


“Creo que la literatura y el arte nos han ayudado mucho a escapar del encierro.”

Este año formaste un círculo de lectura donde se leen escritoras mujeres y que se ha mantenido constate a pesar de la pandemia. ¿Cómo surgió y que experiencia te ha dejado?

Hice el círculo para leer escritoras que no son muy leídas. Me interesa mucho compartir opiniones y abrir debates, pero tenía muchas ganas de platicar y ver otros puntos de vista. Conocer la vida de la autoras es muy interesante, y ahora con la pandemia el círculo ha sido virtual y la gente es muy entusiasta; somos unas doce personas constantes. Creo que la literatura y el arte nos han ayudado mucho a escapar del encierro.

¿Cuáles son los poetas o escritores que te inspiran a escribir?

Eso va cambiando con los años; quienes me inspiran son las mujeres, las escritoras actuales, los descubrimientos de escritoras que siendo breves logran transmitir hacia el público y que inspiran.

Casas vacías de Brenda Navarro, que es una autora mexicana, es su primera novela y habla de la maternidad; Clarice Lispector, que es de las mujeres que revolucionó la manera de escribir; Elena Poniatowska, que ganó el premio Cervantes por ser escritora periodista.

¿Qué recomendaciones darías a alguien que se interese en seguir tus pasos en el periodismo o la literatura?

La constancia, la disciplina y la fe; si no trabajas duro no vas a tener ningún producto que enseñar al mundo. Uno tiene que trabajar, ser constante, ponerse la meta de cuántas horas le vas a dedicar a un proyecto; hay que ponernos esas metas y creer en uno mismo.


Sylvia Georgina Estrada
· Periodista cultura y escritora originaria de Saltillo, Coahuila
· Egresada de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, de la Universidad Autónoma de Coahuila.
· Como periodista cultural, su trabajo se ha publicado en las revistas Quién, Life and Style, Tierra Adentro, Letras Explícitas y Transtierros; en los periódicos Vanguardia y Nuevo Día, así como en el catálogo del Primer Concurso de Pintura Contemporánea Saltillo 2009.
· Becaria de la Fundación Prensa y Democracia en 2007, obtuvo el primer lugar del certamen nacional de cuento Relato a mi Hijo, convocado por el INEA.
· Además, ha sido reconocida en cuatro ocasiones con el Premio Estatal de Periodismo que entrega el Gobierno de Coahuila y con 13 premios estatales de Periodismo Cultural Armando Fuentes Aguirre.
· En 2014 recibió el Premio de Trayectoria Cultural que otorga la Universidad Autónoma de Coahuila.
· Es autora de los libros La casa abierta: Conversaciones con 25 poetas y El libro del adiós.


112 views

© 2020. Del Taller de Redacción Superior. EAP "Profesor Rubén Herrera". UAdeC. Editor: Livio Ávila.