El Pozo 101.6 FM

Updated: Jun 22

POR: FRANCISCO R. MARTÍNEZ. Si el arte fuera una persona, ¿Cómo sería, generalmente hablando? La verdad... no lo sé, aún así me di a la tarea de imaginarlo y realizar una pequeña entrevista a manera de historia, narrada por nuestro locutor estrella, Harington López y vivida por ti, mi querido lector.


Regresamos a esta su estación, El Pozo, a través de la 101.6 en frecuencia modulada; transmitiendo en directo desde la localidad de San Itario, usted está sintonizando La Cabina del Topo Bohemio, hoy, 16 de febrero de 1988 como todos los martes iniciando en punto de las ocho de la noche. En cabina se encuentra su servidor, Harington López y sin más por presentar, demos inicio a…


[Sonido blanco]


Una sincera disculpa por parte del equipo que trabaja en esta estación, pues hemos perdido la señal por un par de minutos; como saben, a lo largo de esta semana, nuestros aparatos electrónicos han mostrado fallas inesperadas, originando confusión entre nosotros los pobladores, incluso nuestra antena presenta ciertas dificultades. Expertos locales trabajan duro para poder dar fin a este extraño fenómeno. No queda de otra más que esperar a que la situación se estabilice y seguir adelante, vaya que hemos tenido un día complicado. La lluvia cae a cántaros y es considerado por nuestros meteorólogos, uno de los días más fríos del año en curso. Aún así, dejemos esto de lado, pues tenemos un programa especial. El día de hoy nos acompaña la humanidad en persona, quien nos concederá una entrevista seguramente sustanciosa y breve, pues estamos cortos de tiempo, en fin, recibámosle con una cálida bienvenida, damas y caballeros. Arte.


Arte - Gracias, Harinton, por permitirme estar presente en este día tan frío.


Harington - Al contrario. Agradecidos estamos de estar acompañados por tan importante personaje. Vayamos directamente a la entrevista ¿te parece?


A - Por supuesto.


H - Háblanos un poco de ti. Eres Arte, pero… realmente ¿qué eres?


A - Es imposible definirme. Tratar de hacerlo es como seleccionar una sola persona para describir a cada civilización de la humanidad, su forma de vida, tamaño de individuo, nacionalidad, creencias, en fin, una lista interminable de cosas que se puede y no ser. Aunque se puede llegar a una conclusión que deja muchos agujeros sin tapar. Lo que sí puedo decirte es que soy producto del ingenio y creatividad humana; sin ustedes yo dejo de existir y viceversa. Es una relación simbiótica, por así decirlo.


H - El humano en sí es diverso.


A - Y es por lo que resulta difícil llegar a una definición concreta, a fin de cuentas, soy un poco de todos.


H - ¿Qué es Arte y que no es?


A - Lo que no me hace ser yo, eso soy; te pongo un ejemplo, no eres un zapato.


H - Así es, no soy un zapato.


A - Pues eso eres tú; sé que es algo muy vago, pero no quiero extenderme mucho.


H - Entonces… si afirmo que el arte conceptual no es arte, ¿es arte?


A - Según lo mencioné antes, así es, pero… tú dime ¿es arte?


H - Siendo sincero… no me gusta, en su mayoría; simplemente no lo entiendo, aunque si mal no recuerdo, en un museo que visité hace ya tiempo vi una pieza de arte conceptual; me llamó fuertemente la atención; como si de un imán se tratase y después de leer la explicación y entenderlo -porque a primera vista era todo menos una pieza de museo- lo percibí como algo único; nunca había experimentado algo como tal.


A - Esa pieza… ¡es arte?


H - Quiero suponer que así es.


A - ¡Perfecto, siempre y cuando puedas tener un criterio en función a la razón, esa pieza es arte!


H - ¿Eres todo y a la vez nada?


A - Correcto.


[Sonido blanco]


H - Perdimos de nueva cuenta la señal, le ofrezco mil disculpas a quienes nos sintonizan y a ti, Arte; esto se está volviendo todo un dolor de cabeza.


A - Por mi parte no hay problema; este tipo de casos escapan de nuestro control.


H - Agradezco profundamente tu comprensión y paciencia, continuemos. Y dime… ¿no crees que esta forma de pensar orille a la gente a creer que algo es arte simplemente porque así lo quieren?


A - Mi fin es hacer pensar al público que puedan decidir si les gusta o no el surrealismo, realismo, performance; en fin, que la gente razone, piense y consuma lo que le agrada; unos resaltan la importancia de la técnica, otros se van por la idea, conceptos, si es bonito, que tal se vería en la sala y está bien; más si intentas imponer algo que solo para ti es arte, se estaría incurriendo en un error, pues todos pensamos a nuestro modo.


H - Pensar y razonar. ¿Cómo ves la importancia que nuestro sistema educativo le otorga al arte?


A - ¡Uff, fatal! La atención que se recibe es ínfima comparado con la importancia que tiene actualmente en el sistema educativo. Se da más importancia a las matemáticas y el lenguaje, ¡claro que son importantes! Aún así no es motivo para dejar de lado al arte. Con él se forma el pensamiento crítico; la forma de resolver problemas de manera creativa, entre muchos otros beneficios. Todas cualidades necesarias para un desarrollo integro en individuos.


H - Pensamiento crítico y creatividad, esta última es muy demandada por las industrias y el primero es un poco… repudiado por algunos ¿no lo crees?


A - Completamente de acuerdo.


H - Vaya tema más difícil de abordar… sin comentarios. Tenemos una llamada, pero antes, vamos a corte publicitario, usted está sintonizando La Cabina del Topo Bohemio por El Pozo 101.6, regresamos en breve, no desespere.


[Sonido blanco]


H - Pues nada, espero y no se descontenten nuestros patrocinadores… Sigamos. Estamos de vuelta con Arte, participante distinguido de este su programa La Cabina del Topo Bohemio. ¡Tenemos una llamada en espera! Esta usted al aire acompañándonos en este caótico martes ¿con quién tenemos el gusto?


Radioescucha - Hola, Hary, soy Clarita, la cuñada de Toto, el de la tortillería, esposa de Cato, que, por cierto, mi comadre Techa regresó con el que la dejó y se va a volver a cas…


H - ¡Mucho gusto! Clarita, nos tenías al fondo del baúl de los recuerdos.


R - Bueno… bueno, ¿me escuchan?


H - Todo San Intario está atento a tus palabras Clarita, ¿tu nos escuchas?


R - Si, quedito… pierdo la señal… so.. quiero ha..r una pregu… rápida.


H - Adelante, antes que se interrumpa la llamada.


R - Si, bueno, este… Arte, si ponemos una situación, no sé, digamos… una persona haciéndose llamar “artista” le mocha la cabeza a una mujer frente a mucha gente, ¡ay, válgame, Dios!, y se pone a gritar: ¡¡estoy muerto y maté a esta muchacha, eso me convierte en la muerte...!! ¿Esto es arte o… no es arte?


A - Hmmm. Verás, Clarita... Si bien encuentro la situación poética, soy el espejo de la humanidad y si bien se han cometido actos repudiables, el privar la vida de un ser sin un fin favorable para el mismo o mera supervivencia es demasiado inhumano. Hablamos del arte como libertad, no libertinaje.


[Pip pip pip pip]


H - Lamentable, pero perdimos la llamada, de todas formas, Clarita, espero tu pregunta haya sido respondida de manera satisfactoria. Pero bueno, estamos cortos de tiempo, antes de finalizar esta transmisión, Arte, ¿tienes algo más que agregar?


A - Solo una cosa, quien dice que entiende al arte está mintiendo.


H - ¿Como… tú?


A - ¡¡Claro!! Pero eso ya depende del criterio de cada uno; quien discrepe o comparta mi opinión está en lo correcto.


H - Con esto damos por concluida la entrevista a Arte. Es un placer compartir la cabina contigo; esperamos que regreses pronto a San Intario, Aunque sea únicamente para hacer un recorrido por nuestras viejas calles, poco iluminadas, pero seguras.


A - El placer fue mío. Seguro regresaré a San Itario; este pueblito mágico formado por gente de ensueño. Por supuesto que volveré tan pronto me sea posible.


H - Un gustazo y nos veremos pronto mi querido Arte. Nosotros nos despedimos de nuestros maravillosos radioescuchas, y los invitamos a que nos acompañen la próxima semana, pues tendremos un documental tratando las posibles causas de este fenómeno desconocido. Documental llevado de la mano por el Dr. Federi…


[Sonido blanco]

8 views

© 2020. Del Taller de Redacción Superior. EAP "Profesor Rubén Herrera". UAdeC. Editor: Livio Ávila.