La creatividad no para por la cuarentena

Updated: Jul 2

POR DANIEL LÓPEZ. A veces creemos que la vida nos dice "NO", pero en eso el arte viene y nos dice: "ESPERA" que viene lo mejor.

A lo largo de la historia el arte siempre ha tomado un rol terapéutico para la sociedad. En estos momentos de encierro y distanciamiento social, ese rol ha pasado a ser una necesidad del ser humano de poder conectar sus emociones con el mundo que se encuentra fuera de las cuatro paredes que lo rodean ahora. El malestar físico y el constante acecho de la enfermedad que nos rodea ahora, provoca en nosotros un nivel de alto estrés y frustración. Pero las expresiones artísticas funcionan como un poderoso calmante para nuestro espíritu, sacándonos de esa atmósfera de encierro en la que estamos inmersos.


En el arte se pueden percibir las preocupaciones e inquietudes que envuelven al mundo, en un aspecto más profundo e íntimo; gracias a él es posible la comprensión del ser, que se ve o crea a sí mismo. Gracias a la creación de obras es posible la comunicación entre el público y el creador de obra, y así mantener un continuo diálogo que transmitan pensamientos, ideas o hechos, a partir de estas expresiones llamadas “Arte”. Aunque en estos tiempos es más importante la ciencia que el arte, pues este último no cura el coronavirus, algo que éste sí puede hacer es mitigar las secuelas que provoca a nivel mental y espiritual.


Consumir arte en la actualidad se ha vuelto más fácil gracias al internet, aunque no sea lo mismo que visitar un museo, asistir a un concierto o ir a ver una obra teatral; todas estas manifestaciones se han impulsado más gracias a la difusión en redes sociales. A lo

largo de la historia las pandemias han quedado registradas como momentos de angustia y desesperación, lo cual genera mucho material para los artistas quienes plasman estas emociones en obras con una gran variedad de soportes, gracias al reconocimiento del grafiti como una expresión externa se han podido apreciar alrededor del mundo, grandes murales que representan la situación que se vive hoy en día; en su mayoría, representando personas que están haciendo alguna actividad usando el cubrebocas, y en otros casos acatando la orden de quedarse en casa, e incluso agradeciendo a médicos y enfermeras por la ardua labor que hacen atendiendo a los enfermos, convirtiendo a esta expresión en un fuerte medio de concientización aún más efectivo que los informes de gobierno y la ONU.


Puesto que el arte no se detiene, el artista David Hockney, quien se encuentra recluido en casa, lanzó un comunicado esperanzador al mundo, junto con algunas obras que hace de forma digital en su iPad, al que tituló Recuerden que no pueden cancelar la primavera. Bajo esta premisa el artista da a entender el curso de la vida y la naturaleza prescindiendo del ser humano. El artista nos recuerda que no todo lo que se vive hoy en día es malo y que es preciso ver el otro lado de la moneda y concientizarnos de la complejidad del mundo en el que vivimos y nuestro paso por él.

"Los árboles son santuarios", escribió el poeta y filósofo alemán Herman Hesse. "Cuando hayamos aprendido a escuchar a los árboles, nos sentiremos en casa. Eso es la felicidad".


"Algunas veces me concentro tanto que me limpio los dedos al final pensando que tengo pintura en ellos", David Hockney

Al igual que las expresiones plásticas, en el ámbito de la música, muchos talentosos cantantes y compositores, han aportado su granito de arena; como es el caso de Salomón Beda, quien junto con 17 artistas latinoamericanos, unió sus voces para interpretar la nueva versión de su tema “Pa’lante”. Las regaláis que genere esta canción, según expresaron, serán donadas al fondo de respuesta al combate contra el “COVID-19” bajo la iniciativa llamada #Volveránlosabrazos.



Al igual que las expresiones anteriormente mencionadas, el ballet, el teatro, el cine e incluso la industria de los videojuegos, que para muchos es considerado una expresión más de arte, siguen trabajando y brindándole a la sociedad, experiencias nuevas y reconfortantes para poder sobrellevar estos tiempos difíciles. Por lo tanto, el arte en tiempos de pandemia juega un papel muy importante no como mero entretenimiento, sino como un momento en el que la desesperación, la tranquilidad y el amor puedan fluir, propiciando un mundo que dé paso a la catarsis de emociones, que brinde un mejor entendimiento a la situación que vive cada individuo, y que lo ayude a desarrollar criterios y ver su inquietud fuera de sí mismo.

24 views

© 2020. Del Taller de Redacción Superior. EAP "Profesor Rubén Herrera". UAdeC. Editor: Livio Ávila.