• El Harto Arte

¿Conoces a esta mujer?: Esther M. García crea un mapa de escritoras

POR MADELINE MARTÍNEZ. La escritora coahuilense escribe situaciones de la vida para llevarlos a planos estéticos. La autora de Bitácora de mujeres extrañas habló con El Harto Arte y nos cuenta un poco sobre su vida y su trayectoria.


La artista Esther M. García nos dedicó una entrevista a El Harto Arte para platicar de su trayectoria como escritora, su proyecto “Mapa de Mujeres Escritoras Mexicanas” y algunas problemáticas de la vida que la inspiraron a escribir. En especial, los problemas de las mujeres.

Esther M. García estudió la Licenciatura en Letras Españolas en la Universidad Autónoma de Coahuila. Originaria de Chihuahua, su hogar es Saltillo, Coahuila. En sus obras poéticas Bitácora de mujeres extrañas y Mamá es un animal negro que va de largo por las alcobas blancas demuestra un lenguaje lírico que hace estudiar fenómenos relativos a la mujer y la gran violencia de género en el país.

¿Cómo nació tu vocación por la escritura?

La vocación la obtuve desde muy chiquilla. Fue impuesta porque me gustaban muchas cosas de niña; pero supongo que mi papá memorizaba muchas cosas rápido, pues me ponía a leer porque eran como lecciones. Desde allí nació mi apasionamiento por los libros, por saber cosas y conocer cosas. De forma profesional empecé a publicar y a ganar cosas a los 17 años.


¿Qué te inspiró para escribir Bitácora de mujeres extrañas?

Fue un libro que escribí cuando estaba embarazada de mi segunda hija. El papá de los niños nos había dejado, yo estaba embarazada y tenía mi otro niño de un año. Y pues recordaba muchas vivencias con muchas mujeres que había conocido, que me habían contado un poco su historia.

Me sentía muy desamparada y sentí la necesidad de transformar todo eso en algo. Y ahí fue cuando empezó a nacer el libro. Empecé a escribirlo en las noches cuando mi hijo dormía; trabajaba por la noche y la madrugada, estuve trabajando como seis meses en el libro. Ya tenía poemas sueltos, junté otros y luego los empecé a pulir. Un año después lo mande a un concurso y fue cuando nació tal cual, como un premio y como el libro formal para la editorial Tierra Adentro.

“Una de las principales razones de un artista es convertir toda aquella oscuridad en algo que merezca la pena para sobrevivir; toda esa arcilla convertirla en algo que pueda vivir en la posteridad.”

¿Cuál es el mensaje que quieres transmitir con sus obras literarias?

Realmente nuca había pensado en dar un mensaje. Hay un libro de Jorge Luis Borges que se llama Siete noches, y en uno de los pasajes habla de la ceguera, de cómo se empezó a quedar ciego. Él siempre habla del tema de los antihéroes, figuras que no las podemos ver como imágenes luminosas, sino estos claroscuros, en donde decía que el alimento de los verdaderos héroes era la desdicha, la discordia, todas las cosas malas que le pasan a uno; no solamente es el material de los antiguos héroes, sino de los escritores y de los poetas. Una de las principales razones de un artista es convertir toda aquella oscuridad en algo que merezca la pena para sobrevivir; toda esa arcilla convertirla en algo que pueda vivir en la posteridad.

En general, nunca he pensado en dar un mensaje, ni ser mensajera de nada, ni abanderarme de nada; simple y sencillamente todas las cosas que me han ocurrido y que he visto que ocurren a las personas que están a mí alrededor las he convertido en algo que valga la pena.


Actualmente nuestro país está siendo víctima de altos casos de feminicidios. De manera literaria, ¿qué propuesta darías para hacer comprender a aquellas personas que toman a la ligera esta situación?

De una manera literaria estaría muy difícil, ya que el problema es muchísimo más amplio de lo que podemos ver. Son cimientos que van de la educación como la percibimos ahorita.

Había hecho unos videos para la Secretaría de Cultura, sobre cómo se construye esta imagen de la víctima y esta imagen está construida plenamente para la mujer y siempre ha estado construida desde la literatura. Desgraciadamente es un tropo que ha estado ahí durante milenios. Por ejemplo hay un poema que se llama “el yambo de las mujeres” que se escribió más de 3000 años por un poeta arcaico, en donde las mujeres eran comparadas con animales y eran lo peor de la sociedad; y decía que lo peor que pudo haber creado Zeus era a las mujeres.

Esta pregunta no se podría responder de una manera tan simple, ya que conlleva muchísimas cosas de nuestra historia sociocultural y nuestras raíces.

“Cuando estudiaba Letras Españolas era un mundo muy difícil. Había mucha misoginia y machismo.”

Has tenido la oportunidad de colaborar con escritoras mexicanas; ¿a quiénes admiras y por qué?

Una de las personas que admiro es a Elena Poniatowska. Ahorita me ha brindado un apoyo muy grande con el proyecto que tengo: “Mapa de mujeres mexicanas”. Elena es una mujer que se abrió brecha como le fue posible y que ha seguido siendo activista a favor de las mujeres, y hace que se visibilice el trabajo literario de todas. Creo que es una de las mujeres que más admiro por su tenacidad y porque venció los miedos nombrando la violencia que sufrió.


Otra escritora y poeta que admiro, y es de este estado es Carmen Ávila. Es una de las poetas que más admiro y me ha gustado como un modelo a seguir porque ha sido muy tenaz a pesar de las problemáticas que siempre han existido, ella siempre ha seguido y seguido publicando.

Otra de las que admiro es Monserrat Acuña, es la editora fundadora de “El periódico de las señoras”, es de una editorial que está en Querétaro. Y creo que tiene uno de los proyectos más interesantes de la literatura hecha en México y de difusión más grandes que les ha dado cabida a muchísimas mujeres a lo largo y ancho del país. También en sus proyectos individuales les ha dado mucha promoción a las escritoras de lenguas originarias que son de Yucatán, Oaxaca y Chiapas. Es una de las escritoras a la cual le respeto mucho su trabajo literario.

¿Has tenido dificultades en tu trayectoria como escritora?

Cuando estudiaba Letras Españolas era un mundo muy difícil. Había mucha misoginia y machismo. Cuando estaba en segundo o cuarto semestre gané un premio nacional y recibí muchos comentarios tipo “ella no lo pudo haber escrito”, “de seguro se lo escribieron” y cosas de ese estilo. Ahí empezaron las envidias, las malas ondas. Y cuando uno comienza a resaltar en algo siempre va a haber gente que te quiera poner el pie. Después fue el marido que tuve; no trabajaba en equipo. La otra fue que cometí un error: había enviado un libro a la Secretaría de Cultura y nunca lo publicaron, ni me dieron contrato y como no había recibido nada lo retiré de la Secretaría de Cultura de Coahuila; supe que había una convocatoria y lo metí. Resulta que ganó. Pero uno a veces desconoce por completo estas cosas jurídicas que te ponen trabas y las conoces hasta que ya te dan el golpe. Cuando fue mi golpe tuve que admitir mi error totalmente en mi ignorancia y me retiraron el premio.

“Quiero ampliar los horizontes del ‘Mapa de Mujeres Escritoras Mexicanas Contemporáneas’ […] Estoy trabajando una novela, estoy cerrando ciclos con la poesía y me estoy enfocando más en lo narrativo.”

¿Qué es lo que te motiva a seguir escribiendo?

Es una actividad apasionante para mí. Es como una compulsión; no es algo que pueda dejar de hacer. No es una actividad que haga como hobby; sino que realmente es mi trabajo, ya que ahí va todo lo que soy, mi mente, mi espíritu y corazón. Realmente es mi pasión.

¿Qué proyectos tienes para el futuro?

Quiero ampliar los horizontes del “Mapa de Mujeres Escritoras Mexicanas Contemporáneas”; este es uno de los proyectos que aunque no es un libro, es un proyecto literario, pues conlleva un montón de cosas literarias que son diferentes rubros en los que están estas autoras: la dramaturgia, la poesía, el ensayo, la narrativa en sus múltiples rubros y el trabajo de difundirlas.

Aparte están mis proyectos personales que, como todo, van transformándose junto conmigo. Ahorita terminé algunos libros y estoy viendo lo de sus publicaciones. Estoy trabajando una novela, estoy cerrando ciclos con la poesía y me estoy enfocando más en lo narrativo.


Esther M. García
· Escritora originaria de Ciudad Juárez, Chihuahua
· Estudió la Licenciatura en Letras Españolas en la Universidad Autónoma de Coahuila.
· Radica actualmente en Saltillo, Coahuila
· Ha ganado diversos premios y reconocimientos a nivel nacional, e internacional.
· Dos de sus obras poéticas, Bitácora de mujeres extrañas y Mamá es un animal negro que va de largo por las alcobas blancas, han sido consideradas por especialistas literarios como libros fundamentales para entender la lírica contemporánea en México, así como la gran violencia de género que se vive en el país.
· Su más reciente proyecto es el "Mapa de Escritoras Mexicanas Contemporáneas", que sitúa y da notoriedad a las mujeres en la literatura nacional actual. A través de su página de Facebook y su página web.
103 views

© 2020. Del Taller de Redacción Superior. EAP "Profesor Rubén Herrera". UAdeC. Editor: Livio Ávila.