Arte sustancial vs. arte enlatado

Updated: Jun 23

POR: DARELY GALINDO. ¿Es necesaria la materialidad para que una idea se convierta en arte? El arte conceptual desafía a los espectadores a tomar un nuevo rol en donde la pieza artística pasa a segundo plano.

Anteriormente, el arte era entendido porque el espectador solía ser pasivo. El espectador se dedicaba a observar una pieza de arte, y asumir su significado al escuchar la opinión del autor, sin cuestionarse. No se detenía a pensar en lo que el asumía de la obra, se resignaba a aceptar el significado que otros pusieron en su cabeza.


El arte contemporáneo pretende superar esa pasividad haciendo que el espectador sea activo, motivándolo a que piense y quiera entender la obra de arte y no se limite a ver sólo la fachada.


La materialidad no es un limitante, ni la técnica algo vital.

Este tipo de arte ha resultado chocante para la mayoría; sin embargo, la sociedad ha convirtió al arte contemporáneo en conceptual. El producto final deja de ser lo fundamental, el concepto y el proceso de producción son los que toman todo el poder. No importa si llega a la materialidad, lo esencial es su concepto central. Gracias a las vanguardias, la materialidad no es una limitante, ni la técnica algo vital.


Nuestra situación actual nos condena, es por ello por lo que el arte en estos tiempos se encarga de humanizarnos. No nos limitamos a lo que conocemos como tradicional, el resguardo continuo en nuestros hogares y el caos por el que atravesamos nos invita a crear desde otros parámetros, el arte conceptual nos desafía a ver arte en lo cotidiano y vida en lo inerte.


Es de esperarse que encontremos obras que no son de nuestro agrado; obras que nos hacen poner a prueba nuestro cerebro antes que el corazón. Este tipo de arte no se limita, su proceso de creación y su producto final queda en manos del espectador, pues nosotros somos quienes determinan su significado, su valor y su permanencia.


El arte conceptual no nos limita, no nos limita ni pretende que esperemos obtener respuestas rápidas o lógicas, nos invita a descifrar qué hay detrás, las razones por las que fue hecho, qué sentimientos percibimos al observar la pieza, nos invita a cuestionar lo que vemos y lo que creemos, dejando que la materialidad pase a segundo plano. Una vez que entendemos esto, podemos aceptar que el arte conceptual no es hueco, ni un placer visual de primera instancia, sino un desafío en donde podemos encontrar el valor sentimental en una pieza que parece carecerlo.

20 views

© 2020. Del Taller de Redacción Superior. EAP "Profesor Rubén Herrera". UAdeC. Editor: Livio Ávila.